Descubre el Teatro de Títeres

Hoy os mostramos un tipo de teatro que es muy bien acogido por el público infantil y aquellos adultos que siguen sin perder el niño que fueron y que sigue vivo en su interior.

Teatro de títeres
Representación de una obra de títeres

Podemos definir el Teatro de títeres como aquel espectáculo que cuenta una historia mediante una figura inanimada, que se mueve gracias al esfuerzo de una persona, el llamado ‘manipulador’. Estas son las diferencias con respecto al teatro tradicional porque, como en cualquier otro espectáculo cuyo objetivo es comunicar ideas, y como finalidad provocar emociones y sentimientos en el espectador.

Etimológicamente la palabra ‘títere’ en español, hace referencia a unas lengüetas que se ponían en la boca los titiriteros, con las que hacían un sonido de pito: ‘ti-ti’. Sin embargo, en otros idiomas la palabra viene del latín ‘pupa, pupae’ (muñeco); y de ahí ‘puppet’, en inglés; ‘puppen’, en alemán, o ‘pupo’, en italiano. Por otro lado, en Francia se les llama ‘marionnettes’ a todos los títeres debido a unas figuras de la Virgen con las que se realizaban representaciones religiosas, las ‘petites Maries’.

Tipos de títeres

Existen títeres de infinitas formas y tamaños, desde los de dedo a los tradicionales gigantes y cabezudos, pero estas cuatro técnicas son las más utilizadas:

Títere de hilos o marioneta: La marioneta es normalmente una figura de madera, con cabeza, tronco y extremidades articuladas, que van conectadas con hilos a una cruz, con la que se controlan sus movimientos. Es una de las técnicas más antiguas, y hasta el siglo pasado era posiblemente la más empleada en el mundo.

Títere de guante: La cabeza de este títere suele ser voluminosa y de un material resistente, mientras que el cuerpo, de tela, es por donde el titiritero mete la mano… como un guante.

tere de vara: Es una mezcla entre los dos anteriores. El manipulador sujeta el eje central del títere introduciendo la mano por el cuerpo, pero los brazos se mueven gracias a varillas que se sujetan con la otra mano.

Títere de sombra: También con varillas se mueven estas figuras opacas y planas, que se colocan detrás de una pantalla blanca sobre la que se proyecta su silueta. Todos las conocemos como sombras chinescas.