Conoce todos los géneros teatrales

¿Cuáles son los géneros teatrales? Hoy recordamos la variedad de géneros que existen y se pueden representar en un espectáculo teatral. Descubrimos además los diferentes nombres que se les denomina según sea su duración.

Nuevo Filtro de Temáticas

El teatro tal como lo entendemos actualmente fue una ocurrencia de los antiguos griegos y tiene su origen en los festejos que éstos dedicaban durante el mes de marzo a Dionisos −dios del vino, la inspiración y el delirio místico.

Las primeras representaciones contraponían a un actor que explicaba acontecimientos de forma narrativa a los espectadores con un coro que comentaba el relato, aconsejaba a los personajes de la historia, veía venir lo que pasaría… Con el tiempo se introdujeron un segundo y un tercer actor, lo que permitió tener al mismo tiempo en escena a varios personajes que se dirigían al público, pero que también dialogaban entre ellos. El diálogo se acabó convirtiendo en el rasgo característico del teatro al enfrentar personajes y ser el vínculo de la acción dramática.

División de los géneros teatrales

En rasgos generales, podemos diferenciar los géneros dramáticos mayores, menores y musicales.

Los géneros dramáticos mayores: la tragedia, la comedia y el drama o tragicomedia.

  • Tragedia, género dramático tradicional, contrapuesto a la comedia. Es una obra de asunto terrible y desenlace fatídico, en cualquier caso, el destino les acaba encaminando inexorablemente hacia la muerte y la destrucción. En ella intervienen personajes ilustres o heroicos. La gran época de la tragedia corresponde a la Grecia y la Roma clásicas (Esquilo, Sófocles, Eurípides, Séneca…), renaciendo luego en Inglaterra (Shakespeare) y en la Francia del Renacimiento (Corneille, Racine) en los siglos XVI y XVII. A partir del s. XIX, la tragedia adopta la forma de drama y, en lugar de enfrentar a los personajes con una fuerza ciega contra la que no pueden luchar, los enfrenta con conflictos morales, consigo mismos, con sus pasiones, temores y fracasos o con el sinsentido de la existencia humana.
  • Comedia, género dramático tradicional, contrapuesto a la tragedia. En las comedias los personajes protagonistas suelen ser hombres y mujeres comunes, a menudo ridiculizados o caricaturizados, que son puestos en situaciones absurdas o irrisorias para diversión de los espectadores. Su desenlace siempre es placentero y optimista y su fin es conseguir a través de la risa del público, el reconocimiento de ciertos vicios y defectos, la crítica a determinadas personas e instituciones; el enredo y equívoco de
    las situaciones, son característicos de este género teatral cómico. El autor griego Aristófanes llevó este género a su plenitud en el s. V a. de C. Plauto y Terencio lo desarrollaron en Roma. Shakespeare, Lope de Vega, Molière… lo hicieron entre los siglos XVI y XVII. Desde el siglo XIX  es, junto con el drama, el género teatral con más vitalidad.
  • Drama, género teatral cuya pretensión es ser un reflejo de la vida, de personajes, situaciones y conflictos cercanos a los vividos por los espectadores. A veces tiende a la gravedad y pesimismo de la tragedia y otras al tono más amable de la comedia. En el s. XIX autores como Chejov o Ibsen confirieron al drama una gran profundidad simbólica y ética.

Los géneros dramáticos menores: el paso, el entremés, el sainete, la farsa, el monólogo y el vodevil.

  • Entremés, es una pieza teatral cómica, en un solo acto y de trama jocosa, surgido en España, en el siglo XVI; los entremeses eran representados en los intermedios de las jornadas de una obra. En el siglo XV, el término “entremés” se aplicaba en los festejos de cortes y palacios, a distintos torneos y danzas que se ejecutaban acompañadas de coros líricos.
  • Paso, se trata de una pieza dramática de breve duración, asunto sencillo y tratamiento cómico, que antiguamente se intercalaba entre las partes de las comedias. El paso, denominado así por Lope de Rueda en el siglo XVI, está considerado como el precursor del entremés y se caracteriza por su lenguaje realista.
  • Sainete, también es una pieza jocosa de corta duración inferior a un acto de carácter y argumento popular, en la que se ridiculizan los vicios y convenciones sociales; derivado del entremés, con o sin canciones.
  • Farsa, se define como pieza cómica destinada a hacer reír. La diferencia entre la farsa y la comedia reside en el asunto; que en la primera al contrario que en la segunda, no necesariamente tiene que ser convincente o cercano a la realidad.
  • Monológo, pieza dramática interpretada por un solo actor, aún cuando en ella intervengan varios personajes; es un parlamento de extensión superior a lo habitual en los diálogos, pronunciado en solitario o en presencia de otros personajes.
  • Vodevil, se trata de una comedia aligerada con canciones y bailes, de carácter marcadamente frívolo, alegre y de asunto amoroso, con marcada intriga y enredo; muy popular en Francia en los siglos XVIII y XIX.

Por último, los géneros dramáticos musicales son la ópera, la zarzuela, la opereta o la revista o musical.

  • Ópera, representación teatral a lo largo de cuyo desarrollo, cantan los distintos personajes; en ella la acción dramática se conjuga con la intervención de la orquesta, danza, palabra, decorado y otros elementos. Conforme a su estilo y contenido, se puede hablar de ópera seria, bufa, idílica romántica, legendaria, etc. El origen de la ópera se sitúa en la Italia de finales del siglo XVI, cuando el músico Emilio Cavalieri y el libretista Laura Guidiccioni, estrenan El Sátiro.
  • Zarzuela, obra dramática y musical, en la que alternativamente se declama y se canta. Como género específicamente español, tiene sus orígenes remotos en la musicalización de distintos misterios y dramas.
  • Opereta, se trata de una especie de ópera, de asunto frívolo y carácter alegre, en el que predomina la sátira.
  • Revista o musical, es un espectáculo teatral de carácter frívolo en el que alternan elementos dialogados y números musicales.